A PESAR DE TANTO GRIS - LUZ MARINA POSADA



En alguna ocasión escuche que la esperanza era un mal más de los puestos por los dioses en la caja de Pándora, pero escuchando está canción de Luz Marina Posada me doy cuenta de que la esperanza a la que hacía referencia aquel comentario era la esperanza pasiva de aquel que espera un giro en su destino sin acometer ninguna acción. Por eso es reconfortante escuchar entre melodías que la esperanza a la que debemos invocar es la del trabajo diario y sencillo, humilde y tenaz, aquel que brilla "más temprano que el sol", y que en el día a día nos permite servir al otro, construir humanidad y para los que "educamos" nos permite ademas "dibujar el mundo sobre un pizarrón". Emprender nuestras labores con esmero y dedicación, con amor y convicción, es la esperanza que nos dará la satisfacción nocturna del deber cumplido y la ilusión certera de un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada