AMARSE CON LOS DEFECTOS



Qué ingenuos nosotros al querer encontrar la felicidad en la perfección, en la simetría, en esa otra mitad que muchos asocian con una naranja. Cuando es en lo asímétrico, en esas pequeñas imperfecciones que la vida cobra sentido, se enriquece y nos enriquece, brinda la posibilidad del diálogo y el debate, del experimentar la emoción en todas sus formas para finalmente volver a la más bella de todas, al perdón y la reconciliación. Qué este vídeo nos enseñe a valorar la belleza en la imperfección. Espero les guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada