PROYECTO DURHAM



Al observar modificamos el mundo y a su vez la percepción de lo que observamos modifica nuestra vida. Tarea trascendental del maestro es entonces formar la mejor de las percepciones posibles, una en la cual el estudiante encuentre serenidad, amor, esperanza, curiosidad, bondad, piedad, compasión, admiración y así pueda ir más allá de este mundo tridimensional que tanto lo limita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada